Me haces la vida fácil


Dicho así, puede resultar caprichoso. De hecho, unos padres que se lo den todo en bandeja a sus hijos estarán creando un mounstruo, y un profesor que ofrezca todo masticadito a sus alumnos potenciará su ignorancia para el día de mañana. Como en tantas cosas, los antiguos, rudos y duros campesinos a los que nada resultaba sencillo y ramplón tienen mucho que recordarnos. Sin embargo, la frase cambia virando según el contexto. Y hoy he tenido el privilegio de escucharla en medio de la adversidad, de la cara más compleja y vasta de la existencia. Cuando lo escuchas ahí, metido en el ajo, suena a piropo dicho entre dos, complicidad compartida y abierta, lección sublime encarnada. Dicho así, mirando a los ojos y no por la espalda, tiene una entonación elevada.

Me ha dejado pensando, sumido en agradecimiento por su regalo. Y de vuelta a casa en el coche, apagando la música, le he dedicado este tiempo y mi cansancio. Por un lado, a constatar lo bella que es una vida compleja, con sus aristas alargadas, con sus caras suaves y espaciosas, y de vez en cuando los puntiaguos vértices que punzan, en propición a la riqueza del conjunto. Y en esta vida así descrita, ¡qué importantes son aquellos que nos simplifican, que nos centran, que nos alumbran el siguiente paso y no todo el camino abierto en la noche! Personas que acogen sin más, que equilibran según el día para que no se vaya todo al traste, y tan pronto saben soportar y aguantar el tirón como poner fuerza en el asunto. Personas, alrededor, que ofrecen una mirada limpia y preclara, con norte y rumbo, que no te hacen sospechar ni vienen a sembrar cizaña. Personas con las que sentarse, como el anciano en el parque, a recordar las historias vividas entre risas y lágrimas, según convenga, para luego despedirnos e ir cada uno a su destino. Personas con humilde voz en la masa, que son escuchadas con atención, que saben permanecer en silencio según corresponda. Personas a quienes la vida, por experiencia o por don sobrenatural, por lo que sea, les da un sentido de realidad global, matizan sin herir, ponen la guinda sin afilar la espada, tienden la mano sin ahorrarse descaros, impiden caídas adelantando acontecimientos, y se compromenten a seguir a tu lado pase lo que pase. Personas, como hoy he visto, que en todo ven lo mismo, y reducen a la esencia de la vida lo que para otros es múltiple y diverso, porque alcanzan el corazón del mundo, y el absoluto que lo integra todo. Personas cuya mera presencia hace reposar, que se convierten fácilmente en amigos y rechazan la enemistad perpetua pese a las diferencias. Personas en las que confiar, dicho sea de paso, no la vida vivida sino incluso la que queda por vivir.

Entiendo que sea opinión generalizada que los demás nos complican la vida. También les doy la razón, en parte, y lo comparto porque lo vivo y he vivido, al igual que otros dirán lo mismo respecto de mí. Nunca abogaré por una vida mediocre, simplona, ramplona, vagante, donde dos o tres cosas pretendan hacerse pasar por la felicidad y el bien, como tampoco entenderé, por otro lado, la presencia de quienes todo lo confunden, lo enrevesan, o trasladan su sentido. Una cosa será “hacer la vida fácil en la complejidad” y otra muy diferente eliminar la complejidad. Las personas, el trato mismo con ellas, y mayor cuanta más cercanía, nos complican la existencia. Y en esa relación algunos, sin abandonar la riqueza y diversidad, saben hacerlo fácil y sencillo. Diría que incluso cómodo, agradable, maravilloso. Otros, por el contrario, vendrán a ejemplificar con sus palabras y su vida la importancia de aquellos otros, que siendo sólo dos en medio del mundo, confirman que en hacer la vida fácil al otro hay mucho amor y entrega puesta, en forma de abnegación de uno mismo y en forma de generosidad para con el prójimo.

Anuncios

3 pensamientos en “Me haces la vida fácil

  1. Pingback: Y Dios me complicó la vida « Blog personal de pequeñas cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s