¿Por qué Twitter es una red social de éxito?


https://i0.wp.com/imagenes.publico.es/resources/archivos/2012/12/3/1354535137067benedictodn.jpgHoy, día 3 de diciembre de 2012, hemos asistido a un momento histórico. Otra generaciones vieron al Papa bajarse de la silla pontificia y nosotros hemos sido testigos de la creación de la cuenta oficial del Pontífice (@Pontifex). Nombre, dicho sea de paso, que a algunos extrañará enormemente, pero que tiene una gran conexión con la red. Su significado, constructor de puentes, viene a significar esta vinculación y conexión que se da en internet, que hay que crear, ciertamente, pero que es real a su manera. Se tiende de este modo una relación más, que en otros tiempos fue impensable.

Twitter, a mi entender, tiene grandes ventajas sobre otras redes sociales, que cuentan también con millones de usuarios. Resumiendo en exceso, quizá, diría que son estas tres fundamentalmente:

  1. La brevedad de los mensajes. Puede leerse ambiguamente como una fortaleza o una debilidad, pero me inclinaría por la primera. Mensajes sencillos, claros, que dan pie tanto a la sabiduría como a la diversión. Pueden ser noticias, reflexiones, pensamientos. Su elaboración no requiere excesivo tiempo, y supone una forma de compartir rápida. Y, además, es de fácil lectura en dispositivos móviles. Cuestión nada baladí. Dada su estructura podemos pasar por contenidos muy diversos rápidamente, que se presuponen interesantes para nosotros ya que están en nuestro TL.
  2. Comenzó como una red de prestigio, con perfiles de personas “famosas” que atrajeron rápidamente a usuarios. De forma que, una vez que estaban en la red, pasaron a ser creadores de contenido al mismo tiempo, a crear sus propias comunidades, a relacionarse entre sí a diferentes niveles. Twitter amplió las posibilidades para ordenar las relaciones directamente en el TL o a través de listas, y dividió en dos los perfiles: públicos o privados. Es decir, el punto de partida fue la creación de una comunidad con un elemento común, y después se independizó este liderazgo para crear grupos más homogéneos y simétricos.
  3. La posibilidad de vincular contenidos a la misma red. Es un canal de difusión enorme. Mundialmente utilizado. Tanto fotos, como localizaciones, como links. Todo es compartible en Twitter de manera rápida y directa. Tematizado e incrustado con hahstags y referencias que faciliten la búsqueda y la participación.  El alcance está hoy por hoy asegurado, más cuando se emplean incluso por personas corrientes programas que ayudan a comprender mejor en qué situación nos encontramos, cuáles son los mejores y los peores momentos, qué se está “moviendo” en la red con sus TT, qué interesa ahora mismo…

No me extraña, de esta manera, que se haya convertido en la elección del @Pontifex a la hora de pensar en las redes. Permite un amplio abanico de posibilidades de cara a la evangelización, a la difusión de cultura, de noticias. En caso de necesitar “algo más” con vincularlo es fácil, pero ahí quedará la reseña permanentemente. Y siempre actualizable sin excesivas complicaciones.

Lo que más tiempo va a llevar al Vaticano, por otro lado, será la selección de las palabras.

Anuncios