Adviento, también en Internet


No sé si te has enterado que el tiempo de la esperanza, y de la espera, llega este año el primer día de diciembre. Un mes por otro lado curioso, porque cuenta con 5 domingos y 5 lunes, lo cual sólo sucede cada más de 850 años. Haz la cuenta y te saldrá, aunque no esperarás para ver el siguiente.

El Adviento, como es más importante, lo tenemos cada año. Un tiempo, como digo, para embarazarse con la vida, para dejar que en nosotros prenda el Evangelio, para acoger la Buena Noticia. Un tiempo para sufrir la esperan por el cumplimiento de la promesa, y al tiempo disfrutar de la seguridad de quien nos la ha anunciado.

Con sencillez, propongo mis tres propósitos para estos días, que nos llevarán a la Celebración de la Navidad:

  1. Hablar cada día con, al menos, una persona de forma privada tanto en Facebook como en Twitter. Al principio pensé en ser yo quien llevase esperanza, en decir algo, en anunciar algo. Pero me quedo con hablar, por no ser tan pretencioso. ¿Y si son los demás los que tienen que poner esta alegría en mi vida? En cualquier caso, el Adviento, como tiempo de la promesa, también genera pueblo y comunión en torno a lo que se aguarda y desea alcanzar. Y estoy convencido que podré entablar conversaciones estupendas sobre la esperanza en la red. Lo que surja… ¡en manos del Señor!
  2. Cada día, un tweet de una frase del nuevo libro de Benedicto XVI sobre “La infancia de Jesús”. De verdad, lo de la mula y el buey ha sido un regalo mediático. No sabéis la cantidad de personas que han preguntado, y con quienes he podido hablar. Si alguien os pregunta decid que ese tema está en la página 76 del libro. Y animad a que la lean. Ayer terminé la primera lectura, estoy con la segunda. Esta vez subrayando “tweets”. Los compartiré bajo el hahstag #LaInfanciaDeJesus. Nada más fácil. Si os animáis, dad a RT. En Facebook haré lo mismo, pero con una foto. Si quieres, comparte.
  3. Lanzando búsquedas, del día a día. Llevo tiempo hablando, por aquí y por allí, de temas vocacionales, de búsquedas, de vida nueva que debe surgir y dar luz. No me imagino a nadie de casualidad en el mundo. Aunque me duelan algunas situaciones. Todos están en el mundo por algo, y algo grande. Dios lo ha querido, y Dios los ha querido. Aunque sienta cercanas a personas que se viven a sí mismas como perdidas, inquietas, sin saber bien si Alguien ha pensado en ellas o no. Aunque vea a más de uno distraido. Esto lo haré en mi blog de Pequeñas cosas.
Anuncios

2 pensamientos en “Adviento, también en Internet

  1. ¡Qué chulo!, bien dices: con sencillez, poquitas cosas y tantas a la par. Tres propuestas, solo tres… y un poquico de volunteisonnn.
    Por cierto, Adviento llega el segundo día de Diciembre ¿no?.
    Abrazetes 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s