Los posibles en la vida – Miniidea


Comenzaría diciendo que admiro a las personas cortas de miras en la vida, porque dan muchos menos problemas que los otros. Pero no es verdad, y nadie que me conozca pensará que eso lo he podido decir yo sinceramente. Algo escondería si dijera cosas así. Lo que sí admiro es a quienes viendo se conforman con lo que tienen, sabiendo que todos los posibles no son posibles por múltiples causas, o incluso prefieren la incomodidad de lo meramente bueno pudiendo aspirar a lo mejor, o el sufrimiento de lo malo vivido con cierto criterio a lo bueno. Alguien pensará, porque conoce un poco, que la aceptación de un sufrimiento y de un mal desde la hondura de la vida hace que no sea ni tan malo como era antes. Aunque esto lo dejaré para otro momento.

Los posibles en la vida surgen de múltiples maneras. La excelente, de entre todas ellas, es la vida misma. Voy descubriendo que cuando surgen de la teoría sin más, no casan del todo con la realidad o requieren un esfuerzo de acomodación en el que alguna ficha se dobla, tuerce o rompe. Pero la vida misma tiene su ritmos, que hace posible nuevos pasos, que dibuja nuevos horizontes. Otros orígenes, quizá más externos, presentados bajo el abrigo de los expertos y sabios de nuestro mundo, aciertan en ocasiones y en otras se confuden enormemente. Lo externo, tanto a la persona como a la vida misma, comporta un doloroso elemento de injerenci, como aquella experiencia en la que se abre la puerta a un extraño para que se siente contigo a tomar café. Hay algo extraño en esa relación, a la que sólo estamos abiertos cuando confiamos en lo que dice saber que puede hacer con nosotros mismos, y con la esperanza de que nos pueda guiar hacia un lugar mejor. Pero insisto, la mayoría no nacen ni de la persona, ni de la vida misma. Son apoyos externos para casos particulares, que cumplen su función y pronto desaparecen. La vida, y me repito, tiene sus ritmos, y no descarta esta presencia ajena, que tan pronto viene se va por donde vino.

Los posibles en la vida no sólo nos orientan y ofrecen futuro, también nos condicionan el presente. Parece que sólo el pasado viene a marcar los límites de la vida, pero no es así. El futuro, con mayor vigor incluso cuando se posee un norte y cuando se sabe hacia dónde ir, define el rumbo a trazar en nuestros caminos. El futuro, con increíble determinación, impone elecciones, selecciona personas y acontecimientos, indica lo nuevo tanto como señala lo viejo. El futuro, creado por la pasión del hombre y por su esperanza, no deja de ser una proyección sin más, cuando no nace de aquello que se percibe actuante y deseado en la vida misma. Este futuro imaginado no es el más potente, sino el más alienante, que habitualmente surge por otro lado diferente a la persona, por intereses venidos de lejos, vaya usted a saber de dónde. El futuro verdaderamente fuerte, el futuro decisivo y decisorio es aquel que responder a lo que se comienza a vivir hoy, aquí y ahora, aunque sea en germen. Semilla de esperanza, que es más que esperanza pura y dura. Testigo del mañana, que viene como adelanto en la aurora, como prenda de la herencia prometida. Los posibles, para quienes los buscan de corazón, tienen mucho que ver con lo que ya se es, pero hablan de plenitud, de pasos, de método, de esfuerzo.

Los posibles humanos, por tanto, siempre son limitados y excelsos al mismo tiempo. No me cabe la menor duda. Por eso creo que los cortos de miras no saben mirar ni saben dónde van. Por eso creo que los largos de miras caen en el idealismo puro, encerrados en sí mismos, contemplando sus propios objetos mentales, fracasando en sus sueños. Pero la vida habla el lenguaje de los posibles en el deseo, aquí y ahora, de quien recibe ya algo que más tarde tendrá en plenitud. Y eso, lejos de ser corto de miras o largo de miras, significa adentrarse, cerrando los ojos y confiando, en algo más que nosotros mismos. Nuestro futuro está por venir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s