El valor del esquema


Mientras estudiaba Magisterio pensaba que alguna que otra didáctica nacía en los despachos de quienes no tenían contacto alguno con los niños, ni con los jóvenes, ni con la educación más allá de lo que los libros pueden decir de los niños, de los jóvenes o de la educación. ¡Qué pobreza más grande! ¡Qué idealistas más ridículos!

Los esquemas, sin embargo, nacen de la vida. Lo tengo claro. Esquematizamos para simplicar, y así vamos relacionando unas cosas con otras, unas ideas con otras, unas experiencias con otras. Simplificamos por medio de la relación, curiosamente. Cuando son sencillos se llaman esquemas, pero cuando uno se hace mayor las neuronas con sus axones se muestran entrelazadas de tal modo que se crean verdaderos mapas conceptuales biológicos, pasando la información rápidamente de un lugar a otro. Porque la vida es así, y la inteligencia, la razón y el corazón del hombre desean conectarse y conectar rápidamente unos puntos y otros, o personas con personas, unas circunstancias y otras, una situación con un sentimiento, un sentimiento con una idea, una idea con una acción, y todas entre sí creando verdaderos mapas de realidad a partir de las cuales vivir y moverse. Los esquemas acotan la vida, muestran sus límites y por tanto ejercen la libertad y nos liberan, definen núcleos, establecen flechas y direcciones, concretan la existencia, trazan rutas, y tantas otras cosas. Sobre todo, sobre todo… cuando están bien hechos. Y son limpios, nítidos, visuales. Y al tiempo que nos enseñan lo que ya hay, permiten la incorporación de nuevos elementos de manera no destructiva, sino integrada, o destructiva cuando se trata de dar un paso de gigante y remover los elementos que creamos que hay que resituar. Y así una y otra vez, en sucesivas ocasiones y plazos. En ocasiones, estos esquemas verán ampliar sus horizontes, en otros señalarán huecos y cogeras, en otros descubrirán cosas mal colocadas o forzadas. Y, ¿qué ocurre con todo aquello que no entra ni casa? ¿Será que falta algo o hay que transformarlo todo? También permiten esto, al tiempo que pueden engañar con fáciles acomodaciones.

Un esquema bien hecho tiene un valor incalculable. Palabras sucesivas, pero sólo lo esencial. Esto, y no otra cosa. Y cada punto cargado de sentido. Se me antoja por tanto, que puede ser una excelente herramienta en un mundo donde lo relativo cobra realce (es decir, aquello que está relacionado con, o que debe su valor a otra realidad), al tiempo que lo fragmentario y desconexo provoca casi tantos interrogantes como vacíos y dificultades. ¿Por qué no aportar entonce, como elemento educativo, un verdadero sistema? No definitivo y terminado, sino revisable, crítico, personal al tiempo que compartido y común, compuesto por palabras que sean más que palabras -como las palabras son, dicho sea de paso-, que podamos mirar, que podamos también interrogar, por el que dejarnos no encuadrar, pero sí enmarcar.

Los esquemas no tienen por qué ser los típicos esquemas, los clásicos de llaves o de flechas. Pueden ser esquemas de colores, de cercanía y proximidad, o de distancia. Y eso es lo que propongo en la foto, un esquema diferente, vivo, enteramente propositivo, y variable. En cualquier caso, un esquema que haga pensar qué hay y qué no puede faltar, qué se supone central y que queda como accesorio. Un esquema orientativo, al modo como alguno señala, y prudente, al modo como peregrinamos en el mundo. ¿Por qué no hacernos un esquema de la propia vida que, al menos y no es poco, nos permita comprender cómo vivimos y en qué nos apoyamos, de dónde venimos y en qué dirección vamos?

Anuncios

Un pensamiento en “El valor del esquema

  1. Pingback: El valor del esquema | Preguntarse y buscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s