El nombre es lo de menos


Mañana empezaré así la comunicación en el congreso #cnpj2012 en el que participo. Pero no me lo creo. Porque ponerle el nombre a alguien, o a algo tiene mucha importancia. Lo enmarcas, encuadras, refieres. El nombre le concede una hondura enorme, y se establece una cierta relación filial. Quien le ha puesto el nombre, es el padre o la madre de la criatura. O eso, o lo escuchó por ahí, ¡vete tú a saber dónde entonces! De lo que voy a hablar no he sido yo el “nominador”. Soy de los que oyen campanadas, aunque sé de dónde venían.

Aún así, comenzaré diciendo que lo del nombre es lo de menos. Porque me interesa dar a conocer todo esto desde otro punto de vista diferente.

  1. Prefiero que cada uno lo pueda adecuar a su esquema.
  2. Prefiero que quien escucha pueda hacerlo suyo.
  3. Prefiero que la gente salga diciendo: “¡Yo puedo ser padre de esto!”
  4. Prefiero que los que están sentados se levanten con ganas.
  5. Prefiero que tomen la palabra ellos mismos.
  6. Prefiero que se multiplique en sus contextos.
  7. Prefiero que crezca desinteresadamente.
  8. Prefiero que sea de muchos.
  9. Prefiero que todos lo puedan vivir.
  10. Prefiero que se mejore, y aprender yo también.

Me alegraré si sale claro y sencillo. Y, además, ojalá se pueda empezar el trabajo ya allí mismo, in situ, contando con una riqueza que yo no tuve al inicio: la diversidad de voces, el coro de experiencias, la madurez de los que veo que están participando, su entrega… Aquí hay vidas que sumadas en su entrega nos darían ya siglos de ilusión, siglos de fracasos, siglos de aciertos. ¿Lo vamos a desaprovechar? No paro de hablar con unos y otros, y todo esto seguirá mañana. Esto sí que lo tengo decidido. Mañana aprenderé muchos más de lo que ellos se esperan. Creen que recibirán, pero no, si no quieren. Yo voy dispuesto a acoger mucho.

Me impone mucho respeto lo de mañana. No por mí, sino por el nombre. Yo, pase lo que pase, vaya como vaya todo el asunto, cogeré el tren de vuelta a Madrid al terminar todo. Descansaré y la vida seguirá. Aquí no existe final en el camino, sino una amigable conversación para continuar avanzando. Una de tantas. Con la particularidad de que mañana puedo estar “con lo mío” o puedo dar a entender que esto “es lo nuestro”.

Anuncios

Un pensamiento en “El nombre es lo de menos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s