Por qué voy al @CNPJ2012


Porque voy a twittear desde allí lo que vea y se diga. El hashtag será el de todos, #cnpj2012. Pero no es la mejor de las razones. Lo mejor de todo es poder participar, es decir, tener parte en algo, aprender de otros y compartir, ver a cuantos ya conozco por la red, escuchar nuevas iniciativas, sentir la inquietud común que nos ilusiona a los que allí estamos. Estar, pero no de cualquier manera. Estar participando.

Principalmente me mueven tres razones:

  1. Ni voy porque me sienta Iglesia, ni porque quiera sentirme iglesia, sino que soy iglesia. Soy iglesia, a secas. No toda, claro. Sólo una pequeña parte, que trabaja algunos días con jóvenes, otras para ellos, y siempre para el Evangelio. Estar aquí significa reconocerme a mí mismo, acoger a pluralidad, enriquecerme con ella, y construir en lo que pueda. Lo mejor de todo, que sólo pueden ver quienes estén allí -lo siento por lo que no vendréis- es tomar conciencia de que nuestro centro sigue siendo el mismo: Jesucristo. Cuando Él está en el centro, es el núcleo, todo lo demás se hace mucho más fácil y sobrellevable.
  2. Conocer gente. Mucha gente buena. De la que permite hacer fiesta y contagia alegría, con seriedad. Gente de hoy, con los pies en la tierra pero el corazón y la cabeza… Gente estupenda. Gente con ilusiones, búsquedas, inquietudes, respuestas. Otros como yo, también iglesia, con los que tengo tanto en común. Como aquello del evangelio, de lo nuevo y de lo antiguo, porque todo sale del baúl. Algunos ya sé quiénes son y nos hemos visto en otras ocasiones. Somos muchos, con lo cual quedará todavía infinidad de gente y experiencias nuevas por sacar del anonimato de la red o la distancia de la vida real. Es curioso ver cómo muchos van a la misma cosa desde tantos sitios diferentes. No van porque quieren, sin más, sino convocados y reunidos, respondiendo a una llamada nuevamente, a la que dieron su sí valiente y frágil hace tiempo: seguir al Señor.
  3. Por último, renovar mi fe y cuidarme. Quien no recibe, no tiene nada que dar. Quien no se renueva y actualiza, repite lo de siempre. Y lo de siempre, según veo… tiene lagunas. Seguir haciendo lo mismo, sin pesimismos, no nos lleva muy lejos. Y a mí me arde por dentro una pasión, que tiene mucho que ver con la fe y con compartir el Evangelio con muchos otros, no unos pocos sino muchos, a la que debo atender. Esta fe, que incomoda y me robará estos días de posible tranquilidad y descanso, me da la vida, me hacer ser quien soy, y me mueve a diario. Allí, en Valencia, seguro que lo vuelvo a vivir con entusiasmo -aquello de llevar a Dios dentro-.

Daré lo que pueda desde allí. No sé si podré escribir mucho en el blog, pero twitter dejará aparecer más de una perla.

Si vas, nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s