¿Para qué sirve todo esto?


De pequeños jugábamos a las preguntas con nuestros padres. Y de jóvenes, nuestros padres querían jugar a lo mismo, pero nosotros habíamos aprendido demasiado. Cuando un adulto se pregunta algo, ¡échate a temblar! Y las preguntas nos siguen acompañando. ¿Por qué pasa esto? ¿Para qué es? ¿A qué sirve? ¿Qué está ocurriendo? ¿Saldremos de la crisis? ¿Superaré esto? ¿Seré feliz? Siempre a vueltas con las preguntas, ninguna de ellas absolutamente inocente, como bien sabemos. O al menos, como yo pienso. Ninguna pregunta tiene el estatus de neutralidad. Bien me contaban esta semana que un alumno de universidad levantó la mano en clase, ante un catedrático de renombre y con mucha seriedad y autoridad, y le hizo una pregunta ante la que obtuvo la callada por respuesta. El sabio profesor, ya mayor y con inteligencia, le dijo que no podía responderle porque no conocía la intención con la que preguntaba. Y precisamente de esto se trata. La respuesta que obtuvo el perspicaz alumno, quizá malintencionado y resabiado, que no sabio, alumno que iba de vuelta sin haber ido, fue una solmente claridad ante la confusión que algunas preguntas crean.

Cuando nos preguntamos, de entre todo lo que podemos preguntarnos, para qué sirve todo esto reconocemos que la realidad y las cosas pueden ser útiles, conducir y direccionar la vida de las personas y de las sociedades. Entonces estamos ante algo más que un misterio, porque al mismo tiempo le reconocemos una especie de autonomía y libertad, aunque quizá no tanta como pensamos en ocasiones. Dicho de otro modo, nos estamos cuestionando quién dirige a quién, o quién lleva la batuta: ¿Son las cosas las que dominan personas, con sus circunstancias, o son las personas las que dominan y utilizan las cosas? Nos espantaría la callada como respuesta. Aunque socialmente tenemos más que claros conceptos como el de dependencia, el de manipulación, el de mediatización, el de cosificación, el de vicio incluso, o el de adicción.

Cuando aceptamos que la pregunta más importante del momento puede ser para qué sirve todo esto nos estamos haciendo responsables de las cosas. Y me parece importante darse cuenta de que, a pesar de las críticas al utilitarismo y al pragmatismo, y a sus posturas enconadas, esta pregunta se esconde en lo profundo de la naturaleza humana reclamando libertad y dominio de sí y del mundo. No quiero decir que todo sirva para algo, aunque quizá sí que tenga una dirección, o que lo bueno sea estrictamente lo útil, sino que esta pregunta no la podemos desechar de cualquier manera, ni a la primera de cambio, ni hacer una crítica o comentario fácil. El hombre necesita de las cosas, es material que no materialista, y tiene la capacidad y el anhelo de ir con ellas más allá de las cosas mismas, alcanzando nuevas realidades como su propia vida, sus propios proyectos, o la respuesta a Dios en las cosas y el mundo. Lo peligroso sería, a mi entender igualmente ingenuo, creer que podemos vivir prescindiendo de esta pregunta. No se trata de hacer de esta pregunta la pregunta primera de todo, sino de tenerla en cuenta porque hay algo de natural en ella, que me indica al mismo tiempo la naturaleza del hombre mismo como señor y dominador, como gobernante y centro de las cosas.

Cuando aceptamos, por último, esta pregunta, deberíamos hacerlo también con la capacidad de sorprendernos cuando no encontremos respuesta. O mejor aún, cuando hablemos de la grandeza de la gratuidad, de los porque sí de la historia, o de la sublime situación en la que dices “para nada”, o “no se trata, ahora no, de utilidad sino de algo más”. Esto último, que me parece que hace cuadrar la pregunta en su pleno sentido, le da un encuadre nuevo a todo lo demás. ¿Para qué sirve la alegría? ¡Esta no es la pregunta! ¿Para qué sirve el amor? ¡Esta no es la pregunta! ¿Para qué sirve tal o cual persona? ¡Esta nunca puede ser la pregunta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s