No podemos vivir sin ningún placer – Miniidea


La frase es de Santo Tomás de Aquino, que no destacó precisamente por darse a todo tipo de placeres. Pero si recogiésemos las frases de los llamados filósofos hedonistas encontraríamos muchas sorpresas, porque no suelen hablar del placer al modo como se habla en la calle de ellos. Para empezar, hay muchos tipos de placeres, casi tantos como regiones y dimensiones en el ser humano. Algunos de los cuales, para complicarlo aún más, llegan a oponerse entre sí sin dejar a la libertad tomar una decisión fácil ni sencilla. Pero el hombre no puede vivir sin ningún placer, y esto conviene recordarlo. Dependiendo entonces de su capacidad de elección y de sus criterios de vida se dejará atrapar por unos o por otros, aspirará a lo grande o se conformará con lo pequeño, querrá más o encontrará verdadera satisfacción en su existencia, en su pura existencia. Toda elección implica renuncia, y toda renuncia viene dada por una elección. Así es el juego de la libertad, que también se establece en relación a los placeres y a la satisfacción de la propia vida.

Anuncios

4 pensamientos en “No podemos vivir sin ningún placer – Miniidea

  1. Andaaa, porfasss, vuelve a la edición completa de los artículos para su envío por suscripción de correo electrónico. Al final, los que te leíamos en el metro (donde estamos sin cobertura) no podemos seguir leyéndote. Y algunos de tus escritos (traducidos a “niño-glés”) nos servían para rezar en clase.

    Porfaaaa…

  2. Me parece que todo depende qué vida se quiere llevar: si nos contentamos con sobrevivir porque no tenemos ninguna expectativa sobre la vida después de la muerte, ya sea porque no fuimos educados o formados en el conocimiento de Dios, o por indiferencia, o por la razón que tengamos; o la otra opción es querer vivir para alcanzar la meta deseada y anhelada, la Vida eterna, en cuyo caso los placeres que nos daremos serán muy sencillos pero, a mi entender, los más provechosos, como disfrutar de la familia, los amigos, una buena lectura, escuchar buena música (si tenemos tiempo) y todo esto nos lleva a DISFRUTAR AL MAXIMO LA VIDA, A SABER VALORARLA EN SU VERDADERA DIMENSION Y AGRADECER A DIOS CADA NUEVO AMANECER, CADA OPORTUNIDAD DE CRECIMIENTO EN LO AFECTIVO Y, POR SUPUESTO, EN LO ESPIRITUAL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s