Humanizar las relaciones humanas


Después de comer me senté a descansar con una revista en las manos. Una de muchas, la verdad. De las que escriben todavía en papel, para dar más seriedad a las publicaciones, y todavía no se han visto arrastradas por internet, blogs y redes. Estas publicaciones deberían dejar de mirar con recelo a los nuevos mundos culturales, y revisar sus afirmaciones.

Uno de sus titulares, señalado en grande, se escribía lo siguiente: “Las relaciones virtuales desplazan a las personales.” Algo que me sorprendió desde el principio, porque me pareció poco apropiado. Contracultural, en el peor sentido. Como queriendo decir algo importante, sin llegar a conseguirlo. Así que me puse a pensar, y dejé la revista a un lado. Le hice una foto, la subí a Facebook y comenzó un debate.

Al “final” del mismo, después de unos intercambios y discrepancias, creo que todos teníamos más o menos claro que el punto está en humanizar las relaciones humanas, no dar por supuesto que lo son, tampoco idolatrar las relaciones “directas”, porque no pocas veces han sido estas las promotoras de huidas y escapes que se han manifestado en multitud de formas a lo largo de la historia. ¿O no es verdad? Y esta tarea que tanto se demanda en el mundo tecnológico no puede dejarse de lado en la vida real. Separar mundos, virtuales y reales, personales y públicos, lo que nos ayuda es a concluir que la persona siempre es una. Al menos así lo veo yo.

Cuando comentábamos el titular, y aguantábamos la queja de esta revista, me preguntaba al mismo tiempo si no habrá sido internet y las redes sociales una forma fantástica para conocer a qué aspira el hombre y qué busca, y qué hay en la realidad, sea cual sea, que le atrae o le repele. Dentro de una opción por contemplar el asunto de forma positiva y discernida al mismo tiempo, he llegado a los siguientes puntos, que me gustaría compartir con vosotros, independientemente del mundo al que os refiráis, sea el virtual o sea el real, sea el personal o el público, sea el laboral o el familiar…

  1. Toda persona busca entablar relaciones con los demás sanas. Insisto en que da igual el lugar en el que se encuentre. Antes era en los mercados y las calles, en la entrada del médico. Hoy también reconoces personas detrás de perfiles sociales, y queremos y buscamos entrablar relaciones sociales. El giro que se ha provocado en nuestro mundo, hacia una red de relaciones global, significa que ninguna persona se agota en su mundo de vinculaciones locales. Siempre querrá más. Puede servirle de escape cuando las relaciones de su entorno directo le subyugan y ahogan, aunque también entiendo que esté animada en no pocas ocasiones de un deseo mayor de compartir, de encontrar, de conocer. El asombro por la presencia de los demás de forma directa.
  2. Toda persona tiene necesidades que sabe que sólo se satisfacen en relación con otras personas. Internet satisface, no absolutamente, necesidades personales como son la comprensión, la acogida incondicional, el mutuo interés, la mirada positiva sobre el otro, la libertad más allá de la imagen y de los roles. Considero en cierto modo que internet ha abierto, por tanto, la puerta a considerar que nuestro mundo real en ocasiones es de lo menos humano, y con tan poca capacidad selectiva que se vuelve esclavizante, pendiente siempre de la historia anterior, de las relaciones creadas y de la imagen que los demás se generan de una persona. Internet ha derivado masivamente hacia un concepto de red en el que las relaciones sean cada vez más directas y concretas, con perfiles, con imágenes, con videos, con escenas, con preocupaciones. Me parece muy ilustrativo el éxito de Twitter por su simplicidad y por la fuerza de la palabra frente a las imágenes, a la inversa de aquello que decimos que predomina en nuestra sociedad “real”, donde las imágenes y lo que vemos sabemos de antemano que muchas veces son apariencia. ¿Se ha trasladado la misma dinámica a la red? No niego que no. Pero el problema de identidad y de fidelidad a uno mismo era mucho anterior a la creación y expansión de Facebook a través de los Smartphone.
  3. Hay un grito en nuestra sociedad que reclama la intimidad como ámbito en el que poder mostrarse tal y como es. ¿Por qué está la gente cansada de lo público, de mostrarse, de dejarse ver, de dialogar inútilmente y de intentar llegar a acuerdos básicos que luego no se respetan? ¿Por qué se ha vuelto el ocio cada vez más doméstico, familiar, directo y personal? Aprendí junto a H. Arent, con sus libros claro, que la intimidad había generado un mundo social. Aunque creo que ella no llegó a entender del todo lo que está sucediendo con internet, en este cambio de época. Las personas se vuelven más hacia ámbitos en los que reconocer lo más humano que portamos y darle un puesto principal en la propia vida. Por ejemplo sentimientos, creencias, ideas, inquietudes… Puede ser que estén descontroladas y desorientadas, tanto la afectividad como la comunicación en la red, aunque no podemos decir mucho menos de expresiones similares en la vida real. No importa, por tanto, el ámbito cuanto la necesidad de equilibrio y orden en la persona. ¿Será que es la sociedad en su conjunto la que está desnortada y sin rumbo claramente humano? Por ejemplo, ¿qué es lo que verdaderamente preocupa de la crisis que pacedemos, especialmente millones de personas en todo el mundo? ¿Creemos que ha comenzado en 2008 verdaderamente, o somos capaces de ir un poco más allá?

Sostengo, por tanto, una tesis más amplia que la crítica fácil y desmoralizadora, de quienes hablan como si todo lo superieran y tuvieran las respuestas de cada época. Mi tesis es la necesidad de humanizar, y verlar por ello siempre, las relaciones personales. Creo que, en cierto modo, podemos aprender bastante de las redes sociales, pese a sus posibles limitaciones, que provienen de lo más humano y nunca serán suprimibles. Mi tesis es la de siempre. Porque siempre, en cada época, la persona se ha enfrentado exactamente a la misma cuestión, a la misma pregunta, a la misma Pregunta. Y miro la red con esperanza, como marcando un itinerario por el que las personas y las sociedades avanzarán inexorablemente. Miro el futuro con posibilidades, más que con reticencias. Esto me ayuda a seguir humanizando, a provocar reflexión, a desear el encuentro directo, el café y la tertulia. Hasta entonces todo esto será una ayuda, o no será. Pero claro, esto, que invoca el discernimiento, la libertad, la altura moral, la conciencia y su rectitud, depende de mí y no de otros. A nadie puedo echar la culpa, ni responsabilizar. Tampoco escudarme. Cómo use, cómo me hayan enseñado a utilizar la red es cosa mía. Y, por lo tanto, debo preocuparme por ello. Es el primer paso para humanizar algo; estar atento a la propia humanidad.

Anuncios

Un pensamiento en “Humanizar las relaciones humanas

  1. Estimado José Fernando,

    Leo con interes tu artículo, concuerdo en mucho de los puntos que expresas, mas quisiera hacer una observación sobre el origen del planteamiento.

    Muchos medios usan frases como “Las relaciones virtuales desplazan a las personales.” cuando olvidan que tanto las relaciones virtuales y las personales tienen un común denominador, el ser humano. Por ende, un tipo de relación no puede reemplazar a la otra, simplemente se complementan. Dicho de otra forma, si eres mi amigo en Facebook ten por seguro que te voy a saludar si te veo en el mundo real, y viceversa.

    Dentro de la tecno-evangelización que realizo, precisamente busco transmitir que el tema Social Media trata de las interacciones entre seres humanos a través de los “nuevos medios digitales”. Y no debemos verlos como “algo que viene a sustituir algo”, en realidad son una forma adicional de comunicarnos y por ende de *fortalecer nuestras relaciones personales*.

    Anteriormente, y por la creciente “escasez de tiempo”, bastaba con una comida de 3 horas al mes con mi mejor amigo para poder ponernos al tanto y fortalecer nuestra amistad; hoy en día gracias a los sitios de redes sociales puedo estar “al día” de lo que sucede con mi mejor amigo sin necesidad de hablar con él, incluso puedo dejarle saber que estoy al pendiente con un simple “Me Gusta”. Esa comida de 3 horas, se ve complementada con micro-actualizaciones continuas a través del resto del mes, lo que por ende nos “ayuda a estar más conectados, más unidos” tal vez como nunca antes.

    Por otro lado, también existirán relaciones que se dan a partir de una introducción/interacción en un sitio de red social. Y de seguirse desarrollando la interacción, estos seres humanos podrán ver nacer sentimientos y emociones que generen un vínculo entre ellos, ya sea de amistad, amor, etc. Algo que en realidad no es nuevo, ya que podríamos mencionar aquellas épocas en donde las cartas de papel eran el medio de comunicación de familiares, amigos y enamorados.

    En relación, recientemente tuve la oportunidad de ver la película Amigos, de origen francesa; creo llamada originalmente “Intouchables”. En algún momento de la película, uno de los protagonistas que esta parapléjico, se escribe cartas de amor con una dama, el otro protagonista le pregunta que si la conoce, a lo que responde que “no”, después le pregunta que cuánto tiempo lleva escribiendo, a lo que responde algo como “6 meses”, finalmente le pregunta que cómo es posible que pase tanto tiempo escribiéndole y aun no la conozca, a lo que responde algo como “esta es una relación intelectual no física”.

    Y con esto concluyo, el ser humano tiene una capacidad de conectar de muchas formas que aun no hemos explorado en su totalidad, mucho más allá de las relaciones presenciales. Los sitios de redes sociales son solamente una alternativa más, más rápida, más dinámica. Maravilloso Ser Humano. Maravillosa Tecnología.

    Un abrazo,

    Jorge Avila
    @jorgeavilam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s