Tantas veces repetido – Miniidea


Los maestros, y los padres, sabemos bien que repetir las cosas funciona. Crea aprendizaje, queda grabado a fuego. Y si se puede cantar mejor. Y si va acompañado de alguna acción que lo remarque, infinitamente mejor. Porque la repetición crea hábitos, y los hábitos no hacen al monje pero ayudan. El objetivo, de todos modos, va más allá. La intención pasa porque quien escucha se lo repita a sí mismo muchas, muchas veces, y así le dure para toda la vida.

Hay que tener cuidado con las cosas que decimos y repetimos. Cuando aplastamos a los demás en la misma línea sin dejar que digan una palabra sobre sí mismos, como si sólo estuviéramos dispuestos a ofrecerles libertad y autonomía cuando tengan claro todo aquello que queremos que sepan de ellos mismos. Independientemente o no de si es verdad o no. Me preocupa este asunto, porque veo que algunos jóvenes se han comenzado a creer muchas mentiras dichas sobre ellos, que pasan de boca en boca, de unos a otros, y así son muchos (los “muchos”) los que repiten este conocimiento común de los otros, y sobre los otros. Hay jóvenes a los que el bombardeo mediático les hace verse como no son, sentirse con sentimientos de otros, escucharse con voces ajenas. Sin su propio espacio, condenados a compartir un mundo con palabras y actitudes que les dejan a la altura de la nada. De vez en cuando, conviene romper toda esta espiral de violencia, desatada. Digo que me preocupa, y no es para menos, porque viendo lo que ven, y escuchando lo que escuchan, muchos creerán que el dinero da la felicidad, que no todas las personas somos iguales, que las bajas capacidades crean una subespecie de personas dedicadas al trabajo principalmente, que aquellos que piensan por sí mismos son marginales, que es mejor dejar correr las injusticias que vemos ante nosotros, que el trabajo supone una condena, que ser único es vivir al margen, que la belleza interior sólo es literatura, que no se puede vivir sin…

Ante esto que se repite tantas y tantas veces, por qué no hacer un paréntesis. Hablar una sola vez, decir las cosas y cerrar carpeta, elegir la opción buena y la bendición, callarse aquello que no debe ser dicho, y mucho menos escrito. Hablar sin repetir los ecos de los demás, por uno mismo. Si se ha dicho, ¿para qué repetirlo? Y si nadie lo ha dicho, ¿no será este el momento de hablar de forma diferente?

Anuncios

2 pensamientos en “Tantas veces repetido – Miniidea

  1. Si nos tomamos conciencia, un poquito, hay medios en los que los mensajes son repetitivos, un ejemplo es facebook. Te encuentras la misma frase, la misma idea repetida de mil formas y con distintas imágenes. El porqué??? supongo que no hay una única respuesta, como casi todo de la vida, no podemos generalizar. Cada uno tendrá su porqué. Es verdad que cada vez nos cuesta más pensar, meditar, reflexionar, nos volvemos vagos intelectualmente y repetimos como papagayos lo que otros dicen y hasta se hacen hueco en nuestro interior y otras veces es que eso que compartimos, escrito ya por alguien, coincide totalmente con nuestro pensamiento, no basado en la copia irreflexiva, sino que parte de una reflexión sólo al leerlo, uno dice: ¡ Caramba! esto es lo que pienso poniéndole palabras. Y es que no todos tenemos la capacidad de crear con palabras aquello que pensamos…comosiempre, las razones depende de cada persona… y cada cual tendrá que ver si actúa, piensa por sí mismo o, por el cotrario se deja llevar de la corriente…Saludos. Belén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s