¿Cuánto vale lo gratuito? – Miniidea


Podemos entender la gratuidad de dos formas diametralmente opuestas entre sí. Por un lado, “gratis” significa en el mundo mercantil lo rebajado al máximo. De tal modo se se ha devaluado que parece que no vale para nada, y quieren que “se lo quiten de las manos”. Ha perdido todo valor, todos tienen acceso a ello. Por otro, lo gratuito puede venir dado por el exceso de valor. Cuesta tanto que sólo es posible disfrutarlo en forma de regalo. Aunque dieses todo lo que tienes para acceder a ello, no podrías alcanzarlo. Cuando alguien se da cuenta de esto, de las cosas que son “gratuitas” por excelencia, por desbordamiento, por lo sublimes que son, por su encanto. Hablo por ejemplo de la vida, que es gratis, del amor, que no tiene precio ni se le puede poner.

Hay cosas que cuando te las regalan sabes cuánto valen. Que las podrías haber adquirido por ti mismo. Pero otros regalos no, en absoluto. Lo más sorprende es cuando las disfrutas a diario y llega un día en el que, de repente, te sientes envuelto en el misterio, te entra un terrible agradecimiento, buscas a quien lo ha dejado a tu puerta con desesperación para darle un abrazo, y quieres seguir compartiendo gratis lo que gratis has recibido.

Este post, para mí, es un reto escribirlo en dos párrafos.

Anuncios

4 pensamientos en “¿Cuánto vale lo gratuito? – Miniidea

  1. Enhorabuena por haber logrado el reto.
    Por otra parte, en este mundo mercantilista del que hablas, confundimos lo que una cosa vale y lo que una cosa cuesta, casi nunca en sintonia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s