De hoy no pasa – Miniidea


Tengo una tarea, sine die, pendiente desde hace más de un mes. Está anotada, para que no se me olvide. Pero es una tarea tan tonta, tan tonta que siempre la pospongo que hay otras cosas más interesantes que hacer o más urgentes. De lo simple que es me dio vergüenza hasta escribir que tenía que hacerlo. Aunque en verano lo de las urgencias no cuela. Esta vez ha sido por dejadez absoluta. Y en verano, que todavía no ha terminado, no hay tanto problema. Lo que no sucede en invierno, con el curso en pleno vigor. Entonces esta tarea tonta hubiera supuesto un verdadero conflicto organizativo. Porque las tareas tontas tienen la capacidad de asociarse con otras tareas tontas, arrinconarse y conspirar contra el orden global de la existencia. Las tareas tontas son un peligro. Hay veces que me dan miedo, porque te descuidas y se te pierden, como los niños pequeños en el centro comercial. Con las tareas tontas hay que tener pies de plomo, y cogerlas bien de la mano, tenerlas bien cerca, y cuanto antes hacerlas desfilar a la carpeta de terminadas.

De hoy, os lo aseguro, no pasa. En diez minutos se terminó su presencia en la lista de tareas pendientes. El problema fue no ponerle fecha de caducidad. ¡No volverá a pasar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s