No me quiero conformar


No quiero caer en la desidia ni en el tedio. No quiero pensar que ya he conquistado suficiente, que sé lo necesario en la vida, ni siquiera lo suficiente. No me quiero sentar a mirar la vida pasar como si tuviera la estabilidad suficiente. No quiero pararme a mirar cómo avanza la vida sin más. No me gustaría ser un alumno sentado en el pupitre mientras los profesores pasan a hablar de la vida que no he vivido. Ni un profesor que entra creyendo que sabe lo suficiente como para no aprender de sus alumnos. He probado algo magnífico, y quiero más. He probado que hay mucha Vida en nuestro mundo, que hay personas magníficas con las que desearía pasar más tiempo, he probado el entusiasmo, la alegría intensa, la riqueza que no se puede contener en las cosas. ¡Quiero más! No me vale con haber gustado una vez de las cosas, quiero repetir. No quiero conformarme con menos, ni con el recuerdo, quiero que sea para siempre. La insatisfacción más profunda del ser humano no es de las cosas que le rodean, ni se puede tapar con más materialismo, con más consumismo, con más experiencias, y mucho menos se puede saciar a base de personas, como si de ellas recibiera lo que yo soy incapaz de descubrir en mí mismo. La insatisfacción radical del ser humano, sus deseos más profundos están en otro orden, son un aviso para no reducirse ni dejarse vivir en medio de pozos sin fondo, y de cosas sin vida.

No me conformo por ejemplo con:

  1. No me conformo con mi tranquilidad personal. Porque estos días estoy descubriendo que en el mundo falta mucha paz, y se me han abierto los ojos también a la paz que está ausente en mi entorno, que no es violencia extrema, pero sí tensiones innecesarias y absurdas, fruto no pocas veces de la confusión de la gente.
  2. No me conformo con lo que he leído. Porque queda mucho por leer, y mucho muy interesante. Tampoco puedo conformarme por lo tanto con los mundos que hasta ahora he podido imaginar, vislumbrar o pensar. Y mucho menos con lo que he escrito, expresado, comunicado. Sea de palabra o plasmado en letras, existe mucho por explorar.
  3. No me conformo con haber tenido amigos, y poder recordarlos. Quiero que sigan presentes, que sean activos, que puedan tomar decisiones conmigo y yo con ellos, que continuemos cruzándonos en la vida y compartiendo la riqueza que cada uno llevamos dentro. No me conformo ni siquiera con el grupo maravilloso de amigos que tengo, quiero estar receptivo para nuevos encuentros, incluso con aquellas personas que en principio son diferentes.
  4. No me conformo con los alumnos que tengo. Los desearía mejores, sin duda. Los quisiera siempre despiertos, atentos, activos, participativos y estudiosos. Pero tampoco me conformo con mi actitud en clase. Siempre puedo aprender de ellos algo nuevo, y no creo que pueda llegar el día en que no tenga nada nuevo que enseñar. No me puedo conformar con la forma de dar clase, con las metodologías que empleo, con la forma de comunicar. Quisiera hacerlo siempre mejor, lo cual supone estar abierto a mis virtudes y a mis defectos, sin negar ninguno de las dos caras de la misma moneda, que soy yo y mi misión.
  5. No me conformo con la imagen que tengo de Dios. Y no quisiera hacerlo jamás. Creer que he entendido a Dios para siempre, que puedo saber lo que me pide en todo momento, como si en él no hubiera novedad o todo fuera la misma historia una y otra vez. No me conformo con la oración que tengo, ni con la entrega de mi vida. No puedo detener lo que ha empezado, y haría un flaco favor al mundo si algún día me mostrase ante él carente de búsquedas, de pasiones, de deseos, de dudas, de interrogantes, de entusiasmos y de vida descubierta. Aún así, sé que he sido testigo de cosas muy grandes, que vienen de Dios. Testigo en otros, testigo en mí. Y no creo que se pueda olvidar jamás, ni poder vivir de lo que sucedió en el pasado sin que actúe en el presente.
  6. No me conformo con lo que sé de la gente que me rodea. Como si tampoco ellos fueran capaces de sorprenderme, como si todo el tiempo que pasase sin vernos no supusiera nada en ninguna dirección. No me conformo, me muestro insatisfecho, y lo sé. Porque no pocas veces he “preconcebido algo”, “previsto tal cosa”, y la vida nos da un vuelco -muchas veces muy interesante y positivo- que pone rumbo en otra dirección.
  7. No me conformo con el amor recibido, ni con el amor que hasta ahora he podido entregar. Tanto uno como otro ha sido estupendo. Pero reconozco que siempre necesitaré más, y que siempre podré dar mejor.

Al principio del curso, no me quiero conformar con lo pasado. Es tiempo de mirar hacia el futuro, de renovarse o decaer, de terminar o dar por concluido. Hay muchas cosas en las que no me veo cerrando carpetas, terminando cuadernos, creyendo que está todo dicho. Quedan infinidad de personas por conocer, palabras que saborear, gente de la que aprender y a la que enseñar. Resta todavía mucho para un final que no está en nuestras manos, que no deberíamos dejar que cayera, sin más, en los falsos finales de los libros de historia contemporánea. Aún queda más, y este más, que siempre permanece, me ayuda a caminar. Este “más” y este “mucho” no lo decido yo. También es cierto.

Si para vivir del “más” hay que arriesgar, aceptar el riesgo y dejarse retar… ¡confiemos!

(Tomado de mi anterior blog)

Anuncios

Un pensamiento en “No me quiero conformar

  1. Pensaba al ir leyendo la mitad de la entrada, que estar insatisfecho (por tus palabras) era aspirar a desear estar máscerca de Dios, pero en nuestra imperfección humana es imposible, no creo que llegaremos a estar cerca de comprenderlo. Una de las ‘taras’ de mi vida es esta, sentirme insatisfecho y pensaba que el tema de cercanía de Dios era el más importante, pero das las pistas para el resto de temas de la vida. Creo que el día que piense que he llegado a ‘puerto’ es cuando deberé preocuparme de verdad, porque si no tuviera esa ansia por llenar siempre no sería vida de la manera que sea. Gracias por las formas en que le das adónde debemos ir buscando para llenar, pero que puede resultar imposible!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s