Un trabajo digno – Miniidea


Estábamos cansados de “patear” Barcelona. Nos sentamos a tomar algo en la única mesa libre de una terraza repleta de gente, en una plaza digna de una película. La camarera nos atendió horrible. Con cara de asco, cansancio y preocupación. Fue un encuentro desagradable con alguien que seguramente jamás volveremos a encontrar. Ni vivo en Barcelona, ni suelo tener el placer de visitarla. Entre tanta belleza, pensamos que la camarera desentonaba en exceso. De inmediato lo comentamos. En cuanto se fue, ¡claro! A sus espaldas. Se dirigió a nosotros como si no estuviéramos, nos tomó nota con aspavientos, nos hizo sufrir al pensar que tenía que volver.

Todo podía haber quedado en eso, sin más. En una atención precaria en un entorno estupendo. No podía empañar la jornada. Una mota de polvo. Y sin embargo, se coló en nuestra conversación. Alguien comentó que aquella mujer debía haber pasado un mal día. Y, de repente, pasamos a modo compasión, a dignificar su tarea, a dialogar sobre el trabajo. Mientras nosotros nos divertimos, ella se pasa el día de pie, de un sitio a otro, tratando con gente para quien la mayor parte de las veces ni siquiera es una persona completa, con derecho a un trabajo digno y con derecho a un día malo.

A su regreso, todo cambió. Teníamos en nuestra mano la posibilidad de tratarla como una persona. Hablamos con ella dos minutos. Le dimos las gracias por su esfuerzo. Dejamos de preocuparnos por nosotros, quisimos saber qué tal estaba, qué le ocurría. Comprenderla y acogerla a ella. Dignificamos su trabajo, pusimos buena cara. Sonreímos y bromeamos, le deseamos lo mejor. La sociedad entera debe entender que dignificar el trabajo es una cuestión debida a todos. Y dignificar significa, antes que nada, considerar que no son máquinas las que están delante sino personas, que no tengo derechos como cliente por encima de los derechos de cualquier persona, que todo comienza muchas veces en el trato sencillo, dialogante, acogedor.

Cuando aquella escena terminó comprendimos que hay una parte que la sociedad debe tomarse más en serio. Y seguimos hablando de otras cosas. Pero yo aprendí muchas cosas de mis buenos amigos. ¡Como siempre!

Anuncios

2 pensamientos en “Un trabajo digno – Miniidea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s