Agenda nueva 2012


Las agendas nuevas mienten. Parece que llegan a tus manos limpias cual cristal transparente, pero innumerables motas de polvo ya programadas estaban sin que tú lo supieras de antemano. En cuanto la llevas contigo, y vas pasando páginas, puedes intuir más o menos lo que se te viene encima. Curso nuevo, actividades de siempre, sorpresas y novedades. Todo reunido y acelerado en la cabeza. Algún que otro proyecto que consolidar, alguna que otra aspiración callada que pugna por no quedarse arrinconada, alguna de las ensoñaciones de siempre que este curso creen de nuevo que por fin llegó su hora. Y multitud de interrogantes, exclamaciones y señales. Me gusta pensar que no sé, del todo, lo que puede venirse encima en un curso que, si bien pasando páginas te vas sintiendo acelerado, dejará que viva cada una de sus horas, cada uno de sus minutos y cada segundo. Allí, puesto a mi disposición para que me sumerja en él con docilidad…

Ya que regresamos (que no es lo mismo que “estar de vuelta”), y toca retomar horario habitual, disciplina de trabajo, compromisos aparcados con los que hemos desconectado, propongo dos cosas bien sencillas:

  1. No escuchar a los que martillean aquello de la condena del regreso. Parece que buscan enfermos para sus consultas de stress.
  2. Planificarse bien. No para “volver al pasado”, sino para “abrazar el futuro”. Qué importante es saber mirar como corresponde. Enfocar bien, que dice una amiga. Si andas pensado en “lo de siempre”, tendrás “lo de siempre”. Pero nada te impide que diseñes, o pienses, o proyectes un pequeño plan, con sus novedades y sus rutinas, para este curso que comienza. Así de sencillo. Sentarse en el sofá apaciblemente, después de haber comprado una agenda o de coger el ordenador con sus aplicaciones, y hacer un repaso a lo que puede ser este curso. Lo importante ahora es programar, que eso te ayude a vivir mejor el momento, y a utilizar esa capacidad humana llamada inteligencia que nos proyecta hacia el futuro con una habilidad espantosa.

Mucho ánimo. Ya compré mi agenda. Y doy gracias porque aquello que va escrito ya en ella implica a muchas personas a las que deseo terriblemente que sean muy felices para el resto de sus días. Ánimo con vuestros proyectos Carmen, Ra&Salva, Mora, PedroJ&Vanessa, Dani&Bea, Sofía&Ra, Gema&David, Ángel&Mamen, Marce, Jude, a mis inmediatos alumnos, a algún que otro grupo en el que trabajaré este año, a mi comunidad religiosa con sus proyecto, a los jóvenes y familias del colegio y de la iglesia… a mis amigos y hermanos. A los que vendrán y serán acogidos en su familia, en la gran familia de la humanidad y en la iglesia. Sus fechas ya están escritas en este pequeño libro. Ojalá se escriban también vuestros nombres en el libro de la Vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s