Evitar el mal – Miniidea


Parto de que es primeramente una responsabilidad común, que no puede recaer sobre los hombros de un individuo aislado. Es tarea de toda la sociedad, de toda comunidad y familia, de toda la humanidad. Lo contrario, dejar a cada uno campando a sus anchas abiertamente en una selva en la que poder encontrar cualquier cosa, nos convertiría en seres más que egoístas, atendiendo cada cual a su propio camino. Por otro lado, hay males que solo en grupo son salvables.
Pero nunca se podrá extirpar del todo. Quedarán continuamente algo más que resquicios, siempre más que lagunas. El mal, el dolor y el sufrimiento parecen reinventarse, adoptar formas nuevas, ejercer su acción y dar el golpe por sorpresa, por la espalda, o inesperadamente de frente. Pero aun en estos casos, evitarlo cuanto se pueda es indiscutiblemente humano. ¡Cómo pensar de otro modo! ¡Cuanto se pueda! ¡Lo máximo! ¡A tope!
Se me ocurre que en esto andamos un tanto descuidados. Y por lo tanto, con las heridas que deja, se hace mayor el dolor y continua la espiral sin freno ni brida. Se me antoja necesario pararse a pensar que evitar el mal, darse la vuelta y mirar a otro lado mejor, acogiendo mayor bondad y más gracia, fortalece al hombre en su debilidad. Deberíamos ser expertos en esto, aunque solo fuera en esto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s