Que (no) te quiten lo bailado – Miniidea


Después de una experiencia y unos días intensos, nos damos cuenta de lo importante que es guardar en el corazón lo que ha sucedido en nosotros esos días. Algo más que tiempo, como tantas veces digo. Algo que pertenece a la eternidad, que gira el rumbo de nuestras historias, que nos libera del tránsito parasitario de los días y las horas. Quien no aprende entonces a guardar, se expone al bapuleo de los ignorantes que no han compartido (ni podrán de momento compartir) todo cuanto ha sucedido. Mejor que “decir las cosas” es permitir que otros “vean los resultados”. Allí, en lo presente, quizá surjan preguntas para sus propias vidas, en lugar someter a un tercer grado a quienes abandonaron casa para lanzarse a la aventura en el camino de la vida.

Quienes creen ingenuamente que nadie les puede quitar lo bailado, que anden con cuidado. Están terriblemente equivocados. En seguida podemos caer en la confusión sembrada por otros. Ya he visto luces que se encienden y apagan en tres, dos, uno. He visto testigos de la contradicción solventada por vía del olvido de lo experimentado. He caído en la cuenta de que hay quienes, con terrible atrevimiento, se meten en corazones de otros para hacer de ellos estercoleros de vivencias.

Quienes creen que también a ellos pueden caer en la flojera, la ausencia de recuerdos, el apagamiento, andan con cautela, cuidado y prudendia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s