Dios no llama a ciegos – Miniideas


No sé cómo explicarlo mejor. Pero Dios no llama a ciegos, sino a gente que ve, para que vean cosas aún mayores. Creer que Dios llama al principio a confiar con fe ciega, a creer a pies juntillas, a aceptar todo sin remilgos, es pedir un amor muy grande a quienes comienzan. Quienes abrazan una vocación deben haber visto signos. Los suficientes, no todo, claro. Y no todo lo que ven les servirá para despejar todas, todas sus dudas, interrogantes e incógnitas. De esto se trata en parte. De ver para creer, y seguir creyendo. De ver para orientarse. De ver para leer carteles que pongan: “Por allí. Allí te esperan. Espera en Dios. Dios vive. Vive con Dios.” Y cosas por el estilo. El ver de aquí, del corazón, de los ojos, de la inteligencia, estos “ver” son para seguir avanzando. No para sentir que hemos llegado al final del camino. De hecho, una vocación se define en parte porque pone en marcha, te “saca” de donde estás para introducirte en una aventura y realidad mucho más grande de lo que esperas.

Anuncios

3 pensamientos en “Dios no llama a ciegos – Miniideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s