Leer “Glaubhaft ist nur Liebe”


Pongo el tíulo en alemán porque he leído sus dos versiones en español, y no se me ocurrirá intentarlo en su lengua original. Hans Urs von Balthasar escribe Sólo el amor es digno de fe sin darse cuenta de que al tiempo puede ser leída como prólogo y síntesis de toda su grandísima obra teológica. El superlativo anterior aseguro que no tiene nada de retórico en ningún sentido. Enorme en su extensión y gloriosa en su profundidad.

He preferido el título alemán para que nadie se lleve a engaño. A mí me sedujo rápidamente el castellano, y cuando comencé a leer el librito, pequeño en edición y de escasas 140 páginas, me quedé al final con un sabor de boca agridulde. Tenía entonces 20 años, pero me volvería a dejar seducir con unos pocos más como ahora tengo.

Sabía, porque estaba estudiando entonces, que tenía en mis manos a uno de los grandes de la época moderna que a mí también me ha tocado vivir. Y reconocía que no me estaba enterando de nada. De hecho, no hace mucho, una persona se quedó dormida mientras leía en voz alta, y con mucha pasión y encanto, alguna de sus páginas. Añado que ahora puedo entender un poco más gracias a la promesa que hice al finalizar mi último examen de Teología: leer la obra de este autor; algo que todavía no he conseguido, pero que desde mi escritorio me deja ver nada menos que 15 de sus volúmenes. No es, por tanto, a mi entender lectura fácil ni cómoda para nadie. Y por eso mismo, entre otras cosas, ¡merece mucho la pena y el esfuerzo y el intento y la paciencia! Mi primera edición está llena de subrayados con post-it, y la segunda la conservo casi intacta por el aprecio que tengo a quien la tradujo. Recomiendo encarecidamente la segunda, de 2004. En cuanto apareció en el mercado me lancé a su adquisición. Lo dicho, que he tardado años en comprender que aquí hay mucho dicho y muy concentrado. Se deja leer, ayuda sin duda alguna, ordena el pensamiento, lanza a la acción y al agradecimiento, te sientes perdonado, descubres qué es justificación, qué es gloria, qué es amor… pero queda plantado como semilla. Volver a su lectura, cada cierto tiempo (años), supone nuevos descubrimientos, compartir más diálogo con lo vivido, asentir todavía más que en el inicio. Y seguir confiando, seguir creyendo, seguir amando.

Algún amigo agnóstico, que se decía ateo en otros tiempos a la ligera, me ha comentado partes de esta pequeña obra en conversaciones que guardaré eternamente conmigo. Ojalá los creyentes dedicaran más tiempo a hablar entre ellos de este modo, cultivando el tesoro común que guardan y profundizando en él. Y también, ojalá, se atrevieran a dejarse impactar por esta recuperación de la esencia del cristianismo, poniendo el acento de tal modo en el Amor mayúsculo que Dios ha dicho de sí mismo que Él es. En esta pequeña obra, insisto, se ofrece un intento de llegar al corazón de Dios, del Dios que se ha comunicado y donado a sí mismo, del Dios que ha abrazado infinitamente a la humanidad en la Cruz salvado toda distancia, del Dios que ha mostrado su Gloria e invitado a participar de ella en Cristo Jesús+.

Anuncios

2 pensamientos en “Leer “Glaubhaft ist nur Liebe”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s