Ciencia que tapa los ojos – Miniidea


Leo en un libro de Michel Henry un párrafo desvastador, en cierto sentido. Viene a decir que cuantas más respuestas creemos que hemos alcanzado por vía de la ciencia divulgada, esto es, ciencia hecha “para todos” y “de cualquiera manera dicha” (ciencia pobre, no ciencia serena y fuerte, conocedora de sí misma) menos preguntas radicales sobre el ser, el existir, el origen, la Vida se forma la gente (en sentido amplio, no específico) de forma ordinaria. Esperan entonces la sacudida de la vida que demuestre qué hay de Verdad (que se haga Vida) en todo lo que le rodea entonces. La muestra palpable de la ignorancia sobre el hombre que posee la ciencia está de manos de su insuficiencia. Debemos recuperar por tanto el norte del conocimiento humano en sentido pleno, que es la sabiduría como tal. Reservada en gran medida a unos pocos que han escuchado mucho, y que han de ser escuchados por todos. La cuestión entonces, en un mundo politizado y manipulador, es establecer quién es el sabio y diferenciarlo de los gurús, charlatanes, falsas y nefastas compañías del hombre en sus ratos de ocio, adormecedores en los tiempos fuertes del espíritu y de la historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s