Indicaciones para leer un salmo


Recibo un email, en el que un amigo de una pareja que voy a casar, me pide indicaciones precisas una semana antes sobre cómo leer el salmo el sábado en el que esta pareja estupenda contraerá matrimonio para siempre. No conozco a esta persona en persona. Le respondo, hoy que es jueves por la noche, enviándole indicaciones precisas y un .pdf con el ritual. Me parece tan graciosa la respuesta que la comparto con todos los que quieran leerla para aprender la lección.

Creo que hay bastantes personas que en la Iglesia tienen miedo a leer en público, les da vergüenza, o no tienen frescura suficiente. Con unas pocas indicaciones, empezar leyendo los salmos puede ser una forma excelente de vencer el miedo y hacer un servicio fundamental a la Asamblea y la Celebración.

——————

Un saludo,  X. Tienes un apellido famoso. Ya te lo habrán dicho.

Siento la demora, aunque todavía queda mucho tiempo. Soy de los que va al límite por la vida. Aunque admiro a personas tan previsoras como vosotros.

  1. El salmo está en la página 4 del .pdf que te paso. En la parte superior de la página debe poner precisamente Salmo. ¡No tiene pérdida! Léelo con tranquilidad, primero para ti, y después en voz alta tú solo. Llegará el día, ya se acerca, en que lo “cantarás” ante amigos y desconocidos. Si les miras a los ojos, porque te lo sabes, quedarás muy bien y te dará seguridad. Y conseguirás que te escuchen más.
  2. ¿Cuándo hay que “salir a escena”? Entre la primera lectura y la segunda, siempre antes del Evangelio. ¡Fácil! Pero por si fuera difícil, no te preocupes: ¡Yo te avisaré! De otras cosas no sé mucho, pero en esto de bodas y celebraciones, ¡controlo una barbaridad!
  3. ¿Desde dónde lo leerás? En nuestro caso será desde el ambón. Es decir, desde el mismo lugar en el que leerán tu predecesor y quien lea después. Luego iré yo, y después de mí Y. No hay muchos más lugares para leer.
  4. ¿Cómo leerlo? Todo salmo tiene una parte común y unas estrofas que sólo leerás tú. Se intercalan, como dialogándose, unas y otras. De modo que es muy importante que leas con claridad lo que la gente tiene que responder. Lo mejor es leer sereno, pausado y con alegría. ¡Sonríe! Si no lees con claridad, lo peor que puede pasar es que la gente no sepa ni que tiene que repetirlo, ni qué tiene que repetir, y entonces te pondrás nervioso, sudarás mucho con una corbata que te estrangulará, dejarás de sonreír, querrás terminar cuanto antes, te trabarás y confundirás, leerás tan rápido que será un desastre que quedará permanentemente grabado en el video de la boda. Yo expresamente le pido al cámara –metonimia, estoy poético hoy- que ese momento no se lo pierda. ¡Queda muy bien en el video! ¡Un recuerdo que los novios no olvidarán jamás! ¡El amigo que leyó el salmo! Ah, y que no se me olvide que habitualmente al terminar, por el deseo de salir corriendo de allí, los salmistas suelen tropezarse en las escaleras. Por eso entiendo que desees prepararlo con mucho ahínco y finura.

Jejeje… Te ha tocado el cura gracioso que de la madrugada prepara las bodas de sus amigos y sabe mecanografía moderna. Espero que seas gracioso.  La novia siempre le ríe las gracias al novio. Espero no ser menos en esto. Así que, querido X, todo lo anterior no pasará ¡Espero! Si pasa, que sea con solemnidad. ¡Nos reiremos un rato! Tienes asegurado que yo al menos, y unos cuantos, te responderé cuando convenga, y animaré a la gente a hacer lo mismo. Es súper-sencillo leer el salmo. Pero no te olvides de sonreír.

——————

Terminé la carta firmando. Y pensé en toda la gente que, a lo largo y ancho del mundo, tiene trato frecuente y asiduo con la Palabra de Dios. ¡Qué maravilla! Ellos sabrán de la belleza de este libro compuesto por 150 salmos, de diversa extensión y motivo, y que acompañan siempre la oración de la Iglesia. Hay días que invitan a cantar la creación, otros a pedir perdón, otros a suplicar la salvación, otros incendian de amor, otros promueven la confianza y la felicidad, otros otras cosas, y siempre con la sensación de estar orando ante el Padre con palabras que él mismo nos regala, y que por tanto, ha escuchado más de una vez. En resumidas cuentas, ¡una maravilla! Y a quienes cumplen este servicio en la comunidad, de lectores y salmistas, ¡muchas gracias por su buen hacer!

Anuncios

3 pensamientos en “Indicaciones para leer un salmo

  1. P.José lo felicito,realmente hermoso,me causa mucha gracia su forma de explicar,nunca me imaginé eso de salir a escena,pero muy bien…todo lo suyo pasa,por mi correo..maravilloso,Muy agradecida por todo.Mis oraciones sacerdotales.

  2. Que linda reflexión!!! Que hermosos son los caminos de nuestro Señor, no? Solamente ellos nos hacen sonreír cuando menos lo esperábamos…Pensaba en el interés por leer bien del amigo del novio…enseguida recordé las palabras de Jesús cuando dijo que “no era necesario el ayuno mientras el novio esta presente”…Imagino que este amigo no quiso privarse de nada y se animo a degustar con valentía y responsabilidad el alimento de la Palabra de Dios…Hermoso testimonio de el y tuyo, padrecito, de estar siempre disponible como pastor, a la manera virtual como es en estos tiempos!!!jajaa que nuestro buen Dios bendiga esa pareja de novios, a su amigo fiel y a vos en tu sacerdocio!! También a quienes llega tu mensaje!! =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s