Leer a Pedro Salinas


Aprendí a leer a Pedro Salinas extramuros del colegio. Profesores de Lengua del mundo, ¡tenedlo presente! Una tarde, sin saber cómo ni por qué, llegó a mis manos un poema que me cautivó. El poema lo puedes encontrar entre La voz a ti debida y Razón de Amor. Suele pasarme esto, de repente y como por sorpresa. En no pocas ocasiones siento que miro con ojos de otras personas, que no son los míos, son los suyos. Viceversa en muchas menos ocasiones. En este caso, en algún que otro instante, siento que me ha robado algún que otro verso a mi vida misma, o a la vida misma. Como si los hubiéramos escrito juntos, con él o con otra persona, da igual. Ya sabes, “si la voz se sintiera con los ojos / ¡ay, cómo te vería!”

Lo dicho, que la poesía llegó a mi vida por casualidad. Compré un libro que agrupaba tres de sus obras. Me empapé de sus versos a ratos. Seguí aprendiendo a leer poesía, intenté no olvidar las primeras lecciones, aquella referencia esencial. Y a los dos años regalé el  libro a un alumno, no de Lengua, sino de Vida. Una asignatura que tampoco aparece entre las materias ordinarias. Me quedé un tanto solo, porque internet no ofrecía lo mismo que esas páginas que se contemplaban y pasaban. ¡Como la vida misma! Por cierto, creo en la escuela, y seguiré creyendo en ella, aunque no enseñen a Pedro Salinas, sino cosas de otros sobre Pedro Salinas.

Para cerrar el ciclo, ahora escribo prosa, artículos, reflexiones. Y fruto de una de estas publicaciones en una revista de bajo presupuesto, me preguntaron cómo podían “obsequiarme”. No lo dudé. Si es posible, les dije, ¿poesías completas de Pedro Salinas? (Nota: son 30€ en mi país, y el artículo era más bien largo y pedido con urgencia.) La respuesta afirmativa y todavía no me atrevo a decir que lo he leído entero porque voy saltando. Querida poesía: “Cuando tú me elegiste / -el amor eligió- / salí del gran anonimato / de todos, de la nada.”

Hoy quería hablar de mi libro, y ahí lo dejo. El tuyo, cuando lo leas, será seguramente diferente. Si ya lo has hecho, si lo estás haciendo, sabrás bien qué ando susurrando a los cuatro vientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s