Adolescentismo – Preguntarse y buscar


No quiero ser soberbio presumiendo de humilde, pero de esto sé un poco. Quizá no mucho, la verdad. Aunque no puedo hacerme el ignorante. Que la adolescencia amplia sus límites y se está hundiendo en la infancia y extrapolándose hacia los tiempos que fueron de primera madurez, lo verifican las ciencias con sus herramientas, tanto las psicológicas como las sociológicas, y las pedagógicas por su lado. Unas a otras se van contando los experimentos y sus conclusiones. No creo que anden contaminándose e interfiriéndose. Porque también lo afirma el sentido común y la experiencia. Algo ocurre cuando los niños no juegan a ser mayores, sino que se creen mayores, y los adultos prefieren tiempos pasados de más efervescencia sentimental y pocas responsabilidades que cargar sobre sus hombros. ¡Algo pasa! Huelga decir entonces que no hablo de adolescentes, en cuyo caso lo encontraría normal. Ni tampoco de niños. Sino de la adulta, donde deberíamos entrar la mayoría de los lectores y escritores de este tipo de cosas que corren por la red.  (seguir leyendo)

De nuevo, vuelvo a pedir disculpas por este modo de difundir las entradas del blog en Facebook. No puedo difundir el contenido directamente en él. Pero “dos no se pelean si uno no quiere.” Siempre existen alternativas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s