Claves para el regreso


Leeremos mucho estos días sobre este asunto a través de la red, y también los medios de comunicación nos azuzarán con todo lo que tienen a su disposición para hacernos comprender que nuestro trabajo no es tan estupendo como pensamos ni merece tanto esfuerzo como ponemos normalmente. Sin embargo, le pese a quien le pese, los once meses del año que constituyen el centro de nuestra vida son, no sólo los que más tiempo se llevan, sino realmente “nuestra vida”. Lo anecdótico será siempre el verano. Y no pocas veces no es tan estupendo como decimos.

Paso algunas claves recopiladas de aquí y de allá, que nos pueden ayudar en nuestra vuelta a lo cotidiano.

  1. El regreso no cuesta tanto dinero. Lo que sí ha costado mucho son las vacaciones. Habrá algunas cosas nuevas, pero muchas las podrás seguir utilizando porque están perfectamente. Regresar no tiene que convertirse en la absoluta novedad de las cosas relucientes. No es una necesidad, aunque te la quieran crear. Sé práctico.
  2. Revisarnos a nosotros mismos. Sin duda este tiempo, si tiene algo de genial, es que nos volvemos a contemplar a nosotros mismos. Escuchamos lo que sentimos, lo que esperamos, lo que deseamos. Y lo hacemos de manera muy espontánea y directa. Estamos despiertos y todavía no se ha comido esta “actitud” el día a día con su ritmo.
  3. Planificar con sinceridad. Algo más que decir todo lo que deberíamos hacer este nuevo año para no cometer los errores del anterior. Planificar con sinceridad es descubrir lo mucho que hemos hecho bien y que nos agrada, y descubrir qué posibilidades tenemos de no caer en lo de siempre. No todo es cambiable, pero podemos ir dando pasos para mejorar poco a poco.
  4. Recuperar a tiempo el horario. Somos tiempo y los tiempos concretan opciones. Nos ayudan a levantarnos, aunque tengamos que hacer esfuerzos para acostarnos. El horario es un instrumento sobre el que podemos adelantar acciones, y por lo tanto, mejorar nuestra calidad de vida. Sin embargo, tomado a la tremenda y sin razón, se convierte para muchos en un déspota y dictador. El horario es para cumplirlo, ciertamente, sin perder por ello la propia humanidad ni dejar de atender los imprevistos mil que siempre surgen. Marcan un carril, pero no es nuestra vida.
  5. Afrontar retos de manera positiva. Proactividad, aportación, generar futuro. Lo que viene puede ser maravilloso, y en gran medida está en tu mano. Lo que no esté en tu mano siempre podrás tomártelo a las buenas, y sacar más provecho que desde la queja agotadora. Tú eliges, recuérdalo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s